Translations

there must be a better way-dutch translation
English
there must be a better way-dutch translation
German
there must be a better way-dutch translation
Italian
there must be a better way-dutch translation
Spanish
there must be a better way-dutch translation
Dutch

 

TIENE QUE HABER UNA MANERA MEJOR

La sabiduría de escuchar la voz de Dios

 

 

Este discurso demuestra cómo puedes cambiar tu manera habitual de pensar, aprendiendo a escuchar la voz de

Dios desde la perspectiva de la trascendente obra maestra de Jesús, Un Curso de Milagros.

 

 

PARTE 1

La Conciencia

 

Este artículo comienza con lo que podría parecer una inquietante declaración:

 

“Cambiando tu mente, puedes cambiar el mundo”

Todo lo que se requiere para demostrar que esta declaracion es verdad es tu compromiso para cambiar

tu conciencia, y eso es todo. Si así lo eliges, para cuando hayas acabado de leer este librito, experimentarás

claramente los pasos que puedes seguir, para entrenar tu mente, sistemáticamente, hacia una manera nueva de ver

y escuchar.

 

Esta transformación de tu mente

cambiará el mundo.

 

Vamos a empezar. Date cuenta que este artículo va dirigido a ti. Sólo tú existes. Incluso al leer esta frase estás

escuchando una voz en tu mente. Esta voz es tan familiar que puedes no haberte dado cuenta. Es tu mente

perceptiva, un narrador familiar, un historiador, contándote una historia.

Ahora, levanta la vista y mira lentamente a tu alrededor…

 

Observa como este contador de cuentos te dice instantáneamente, “mesa”, “taza” o “mano”. A todo lo que ves se le ha dado un nombre. De hecho, no está ahí si no ha sido nombrado. Los objetos que

parecen formar tu mundo, emanan de adentro. No son impuestos desde afuera. Sólo existe tu realidad subjetiva.

No hay realmente un mundo. Solamente tu mundo.

 

Una pequeña reflexión sobre lo que “ves” te muestra que simplemente eres incapaz de ver objetos sin un torrente de

asociaciones. Tu voz narrativa te cuenta historias sobre la mesa, la taza y la mano. Después de hacer este simple

ejercicio te puedes dar cuenta de que ver es completamente subjetivo, que tu voz no describe realmente nada como

es, sólo comoquerrías que fuese, basado en asociaciones de tu pasado.

Así que, justo ahora, ¿que estás haciendo con esta comprensión?

“No lo entiendo” “¿Cómo podría esto ser diferente?” “Estoy confuso.”

 

Cualquiera que sea el juicio, recuerda que tu voz es el juez. Tu conciencia limitada, por ejemplo, tu conciencia

limitada a esta voz conocida, finge que el mundo “exterior” está de alguna forma separado del

mundo “interior”, cuando de hecho, lo que ves es simplemente una proyección de tus experiencias pasadas

basada en tu género, edad, nacionalidad, familia, inclinación política, clase social, religión, memoria celular

genética, y demás.

 

Una vez más, escucha ahora los pensamientos en tu mente y date cuenta que cualquiera que sea su contenido,

son tus propios pensamientos particulares, y que no tienen nada que ver con nada excepto con tus propios

juicios, relacionados con tus experiencias pasadas.

 

Podrías comprobar esto simplemente pidiéndole a otra persona que esté leyendo este librito, o a dos personas, o a cinco,

que te digan que piensan sobre éste, y te quedarías dando vueltas en círculo, cada uno afirmando que su

proyección de una imagen interna y subjetiva es la verdad objetiva, cada uno de ellos pensando que tiene un

pedazo de la verdad. ¿Has visto alguna vez un perro perseguir su propia cola? Imagínate cinco perros a la vez. Esta

es la imagen de ti.

 

Si estás comprometido con aprender a ver de otra manera, sigue leyendo. Ya has dado el primer paso al volverte

consciente de cómo ves, dadoque escuchas habitualmente la voz equivocada. Con esta conciencia, puedes empezar

a entrenar tu mente a entrar en la experiencia de escuchar la única Voz, la Voz de Dios, el Espíritu Santo. El

compromiso es poderoso en verdad.

 

 

 

 

PARTE 2

El Perdón

 

La única manera de escuchar la Voz de Dios, donde la verdad habita, es hacer lo último

que desearías hacer: - estar dispuesto a soltar, por un momento, la conocida narrativa del ego. Tan sólo disponte a soltar.Por supuesto, la broma cósmica es que te estás aferrando a la nada, y en el momento en que lo sueltes,

descubrirás que algo diferente llenará ese vacío.

 

No puedes saber qué entrará hasta que sueltes. No puedes hacer ambas cosas, aferrarte y saber. Tienes que

confiar en el soltar. Es tan pavoroso como saltar de un acantilado.

 

Me viene a la mente la escena de una película en la que el personaje principal da el gran y terrorífico paso, sólo

confiando. En Indiana Jones y la Ultima Cruzada, Indiana Jones, buscando el Santo Grial fuera de sí mismo, llega

a un abismo. Se encuentra a la orilla de un enorme precipicio, demasiado ancho para saltarlo; Sin embargo es

instruído por un libro de sabiduría que “sólo el salto desde la Cabeza del León probará su valía.” De pie ante la Cabeza del León, una formación rocosa, dice “Éste es un salto de fe”. Se pone la mano en el corazón, se queda quieto por un momento, once segundos de pelicula pasan, mientras se prepara. Y entonces, lentamente levanta su pierna izquierda, balanceándose sobre el pie derecho, y, confiando, da un paso al frente, con todo el peso de su cuerpo, aterrizando con un golpe seco sobre un estrecho travesaño, invisible para sus ojos porque es una ilusión óptica. Es salvado por lo que es invisible para sus ojos, pero que está ahí, siempre presente, y sólo se descubreconfiando.

 

Tú no necesitas dar este salto solo. No estás solo. El puente para oír la Voz de Dios está ahora y por siempre en

su lugar. Dejar ir tu voz requiere tan sólo tu confianza y compromiso.

 

Afortunadamente, caminamos en este planeta en un tiempo en que un manual - un libro de sabiduría - se nos

ha dado para este gran deshacimiento, un procedimiento paso a paso para entrenar tu mente en una manera

nueva de escuchar la única voz que existe. Este manual, por supuesto, es Un Curso de Milagros de Jesús. Su

obra maestra, que no es de este mundo, nos provee de un texto, un manual para maestros y 365 lecciones, una

para cada día del año. Cada una de las lecciones podría servir para deshacer nuestros patrones habituales de

pensamiento, pero como somos un poco obtusos, y nos hemos vuelto bastante perezosos al escuchar y confiar

en el familiar zumbido del ego, necesitamos las 365. Jesús nos dice al principio de Su texto que

Eres demasiado tolerante con tu divagar mental, y estás pasivamente condonando

las falsas creaciones de tu mente.

Texto.2. VI. 4:6 (Esto se lee: Texto, capítulo 2, sección VI, parágrafo 4, frase 6)

 

Recuerda, que para volverte consciente de otra Voz, primero debes bajar el volumen de tu voz, aquella que estas

usando para contarte esta frase. Al aprender a desconectarte de tu incesante voz habitual, puedes sintonizarte con

la Voz de Dios. El que tu voz parezca natural, normal, corriente, común, familiar, no la hace Real. De hecho

cuando te sintonices con el sonido de tu Voz Real, descubrirás que la Dicha, el Amor, la Serenidad, la Verdad,

son completamente naturales, ya que constituyen Tu naturaleza, y que esta voz lastimosa es antinatural, anormal, ni

común ni familiar. Pero me estoy adelantando a mi historia de la sabiduría de aprender a escuchar.Permanece sintonizado.

 

Vamos a continuar esta gran tarea de desahacimiento volviendo a la lección del día nº 49:

la Voz de Dios me habla durante todo el día.

 

Es completamente posible escuchar la Voz de Dios durante el día sin interrumpir tus actividades

cotidianas en forma alguna. La parte de tu mente en la que habita la verdad está en constante

comunicación con Dios, seas tú consciente de ello o no.

Lección 49. 1:1,2

 

¡Increíble! La quieta, callada Voz de Dios está en tu mente hablando ahora. ¿Puedes escucharla?

Probablemente no, simplemente porque estás escuchando la otra parte.Así es como describe Jesús esa otra parte:

Es la otra parte de tu mente la que funciona en el mundo y obedece las leyes del mundo. Es esta parte la que

está constantemente distraída, desorganizada y sumamente incierta.

Lección 49. 1:3,4

 

Esta parte es una descabellada ilusión, frenética y enloquecida, pero carente de cualquier tipo de realidad.

Lección 49. 2:3

Ve más allá de todos los estridentes chillidos y enfermizas imaginaciones que cubren tus pensamientos reales

y oscurecen tu eterno vínculo con Dios. Sumérgete profundamente en la paz que espera por ti más allá de los frenéticos, desenfrenados pensamientos y vistas

y sonidos de este mundo demente. Tú no vives aquí.

Lección 49. 4:3,5

 

¿Recuerdas cuando alzaste la vista y viste los objetos a tu alrededor? ¿Continúas entreteniendo la idea de que

éstos objetos son simplemente imágenes subjetivas que se originaron dentro de tu mente y fueron proyectadas

hacia afuera? Es por ello que este es un mundo demente. Tú los Pensaste a la existencia. Tú no vives aquí.

 

Estamos intentando llegar a nuestro hogar real.

Estamos intentando alcanzar el lugar donde eres realmente bienvenido.

Estamos intentando llegar a Dios.

Lección 49. 4:6-8

 

Para cuando llegamos a la lección 49, hemos estado practicando 48 lecciones en el transcurso de 48 días para

deshacer la sumisión a los estridentes chillidos y enfermizas imaginaciones del ego. Jesús empieza su revolucionario

libro de ejercicios con esta firme declaración:

 

Lección 1

Nada de lo que veo significa nada.

¿Recuerdas lo que viste cuando miraste alrededor de la habitación? En ese momento, pensaste que significaba

algo, simplemente porque le diste significado a un objeto.

 

Lección 2

Yo le he dado a todo lo que veo todo el significado que tiene para mí.

Tu significado era simplemente asociaciones pasadas basadas en tu género, edad, nacionalidad, memoria

genética celular y demás.

 

Lección 3

No entiendo nada de lo que veo en esta habitación.

 

Mira a tu alrededor ahora y empieza a deshacer el dominiode tu lastimosamente pequeña voz. Tu entendimiento

se compone simplemente de asociaciones pasadas. Quizás aun estés diciendo “no entiendo”, pero quizás estás comenzando a ver que entender no es el objetivo. Dejar ir lo es.

 

El objetivo de los ejercicios es ayudarte a limpiar la mente de todas tus asociaciones pasadas, para ver las cosas

exactamente como se presentan ante ti ahora, y que comprendas lo poco que realmente entiendes sobre ellas. Es esencial, por lo tanto, que mantengas una mente perfectamente abierta, y libre de juicios, al seleccionar las cosas a las que aplicas la idea del día. Para tal propósito una cosa es como otra; igualmente apropiada y por tanto igualmente útil.

 

Observa como el deshacimiento se produce sistemáticamente.Simplemente lee los títulos de las siguientes 7 lecciones.

 

Lección 4

Estos pensamientos no significan nada.

 

Lección 5

Nunca estoy perturbado por la razón que creo.

 

Lección 6

Estoy perturbado porque veo algo que no está ahí.

 

Lección 7

Sólo veo el pasado.

 

Lección 8

Mi mente está preocupada con pensamientos del pasado.

 

Lección 9

No veo nada tal como es ahora.

 

Lección 10

Mis pensamientos no significan nada.

 

Tu compromiso de soltar tus asociaciones pasadas es todo lo que se necesita, diciendo, “Esto no, esto no”, para

permitir la entrada de algo nuevo. El Espíritu Santo hará el resto. Jesús te enseña con precisión cómo soltar en el

siguiente párrafo:

 

Observa la taza por ejemplo. ¿Ves una taza, o estás simplemente recordando tus experiencias pasadas de

levantar una taza, estar sediento, beber de la taza, sentir el borde de la taza en tus labios, desayunar y demás? ¿Acaso no están tus reacciones estéticas ante la taza, también basadas en experiencias pasadas? ¿De

qué otro modo podrías saber si este tipo de taza se romperá si la dejas caer? ¿Qué sabes sobre

esta taza excepto lo que aprendiste en el pasado? No tendrías ni idea de lo que esta taza es, excepto por tu

aprendizaje pasado. Entonces, ¿realmente la estás viendo?

Lección 7.3

 

Al dejarlo ir- dejarlo ir todo, te estás preparando para oír otra Voz. Acabas renunciando al apego a tu voz

narrativa, a tu ego, reconociendo que la voz del ego no tiene origen en la Realidad. Esa es la acción de

la mente llamada perdón. No tiene nada que ver con el llamado mundo objetivo. El perdón tiene todo que ver con cambiar tu mentalidad de manera que puedas mirarhacia fuera y ver un brillante reflejo de tu mente cambiada.

 

Por debajo de tus palabras está escrita la palabra de Dios. La verdad te perturba ahora, pero cuando tus palabras hayan sido borradas, verás las Suyas. Ese es el propósito final de estos ejercicios.

Lección 12.5:7-9

 

Escucha la suave voz de Jesús en tu mente diciéndote estas palabras.

La parte que está escuchando la Voz de Dios está en calma, siempre descansada y en completa certeza.

Realmente es la única parte que existe… intenta identificarte con la parte de tu mente donde la quietud y

la paz reinan por siempre. Intenta escuchar la Voz de Dios llamándote amorosamente, recordándote que

tu creador no se ha olvidado de su hijo.

Lección 49. 2:1,2-5,6

 

De hecho intentaremos escuchar la Voz de Dios recordándote de Él y de tu Ser. Nos acercaremos al

más feliz y santo de los pensamientos con confianza, sabiendo que al hacer esto.estamos uniendo nuestra voluntad con la Voluntad de Dios. Él quiere que escuches Su Voz. Te la ha dado para que la escuches.

Lección 49.3:2-4

 

Escucha en profundo silencio. Quédate muy quieto y abre tu mente.

Lección 49.4:1,2

Esta es la sabiduría de escuchar.

 

 

 

PARTE 3

La Ayuda

 

Ahora puedes ver que verdaderamente estás en el camino de la paz. Te has vuelto consciente de que hay otra

manera de ver el mundo.Estás empezando a dar pasitos de niño para deshacer tu pensamiento habitual, haciendo espacio para la paz deDios. Estás empezando a experimentar la sabiduría de escuchar una Voz verdadera, soltando tu adhesión a tu otra voz. Estás dedicado a encontrar un camino mejor. A medida que tu conciencia cambia, tu mundo cambia.El mundo sólo está en tu mente. Dado que esto es así, tú tienes el poder de la decisión. Puedes ver que eres libre.

Una de las grandes alegrías de caminar este sendero de paz es la alegría del descubrir. Cuando empiezas

a escuchar la única Voz que existe, haces descubrimientos porque ves de un modo completamente nuevo,

experimentas directamente que, sin duda, existe una manera mejor. Recientemente expresé esta

experiencia directa en prosa poética.

 

 

SÓLO EXISTE EL AHORA

Aquí, en mi mente, en este momento, sólo existe el ahora.

El ahora es una pizarra limpia y sin marcas, (Lección 192. 4:1)

la condición natural de la mente. (Lección 161. 2:1)

Este estado de la mente es un canal abierto para recibir la Voz de Dios.

Este canal está abierto ya, para siempre.

 Sólo ahora, en este momento, puedo elegir apartarme de él sintonizándome a otro canal, mi voz, la voz

de mi falso yo narrativo, hablando incesantemente.

Mi desconexión no detuvo la emisión de la Voz de Dios, sólo mi conciencia cambió.

Su canal está abierto ya, para siempre.

No me puedo sintonizar con ambos canales al mismo tiempo.

es siempre mi elección, ¿cuál voz?

Estas voces adoptan la forma de pensamientos.

Los pensamientos de mi falso yo, adoptan la forma de historias sobre lo que veo, escucho, saboreo, huelo y toco.

Estas historias son pensamientos-imágenes moviéndose de un lado a otro dentro de mi mente, aparentemente

sucediendo en el escenario del mundo fuera de mi mente.

Sólo existe dentro. Sólo existe el ahora en mi mente.

Cuando estoy preocupado con estos pensamientos-imágenes, soy incapaz de oír la voz de Dios, hablándome

constante y amorosamente.

Por la gracia de Dios, cuando me encuentro exhausto con la preocupación de pensamientos-

imágenes, ahora mi mente está entrenada lo suficiente para pedir ayuda y cambiar los canales.

Todo lo que se necesita es mi pequeña disposición a soltar mis preciadas historias, perdonarme por lo que ahora

sé que me estoy haciendo a mí mismo y cambiar a la conciencia de la Voz del espíritu Santo.

En este estado de mente experimento quietud, la paz de Dios. Descansando en esta serenidad, soy receptivo a la

Voluntad de Dios, Hágase Tu voluntad y no la mía.

El otro canal continúa emitiendo.

Eso es simplemente lo que hace.

Eso es simplemente lo que hago. Soy responsable.

Pero ha perdido su dominio, su hechizo.

Pido ayuda y se disipa.

Y por un momento, soy libre.

Pero al momento siguiente, soy tentado de caer en su hechizo.

Ooops. Me acuerdo de pedir ayuda.

Y ahora soy libre.

Ese momento es ahora.

Sólo existe el ahora.

 

 

 

 

PARTE 4

La Paz

Ahora puedes leer la declaración al principio de este librito y darte cuenta que no es

tan inquietante después de todo:

 

“Cambiando tu mente,

puedes cambiar el mundo”.

 

De hecho, esta afirmación puede convertirse en tu declaración de independencia. Es tu declaración de que eres libre para escuchar la Voz de Dios. Ya no dependes más de la falsa voz narrativa de tu ego.

Ahora sabes que lo que ves en el mundo es simplemente una proyección de tu mente. No hay mundo aparte de

tu proyección. La paz del mundo empieza en ti. Puedes confiar en Un Curso De Milagros de Jesús para entrenar

tu mente de manera sistemática hacia una nueva manera de pensar. El siempre se dirige a ti con sus palabras.

Mira la introducción a Su obra maestra, ajena a este mundo.

 

 

INTRODUCCIÓN

Este es un curso de milagros. Es un curso obligatorio. Sólo el momento en que decides tomarlo es

voluntario. Tener libre albedrío no quiere decir que tú mismo puedas establecer el plan de estudios.

Significa únicamente que puedes elegir lo que quieres aprender en un momento dado. Este

curso no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar.

Pretende, no obstante, despejar los obstáculos a la conciencia de la presencia del amor, el cual

es tu herencia natural. Lo opuesto al amor es el miedo, pero aquello que todo lo abarca no puede tener

opuestos.

Este curso puede, por lo tanto, resumirse muy simplemente de la siguiente manera:

Nada real puede ser amenazado.

Nada irreal existe.

En esto radica la paz de Dios.

 

Justo ahora, leyendo este librito, estás empezando a despejar los obstáculos a la conciencia de la presencia del

amor. Tu barrera principal es escuchar la voz equivocada. Su familiaridad no la hace real. No te preocupes. Esa voz existe sólo en tu mente.No es real

Ese reconocimiento es una acción de la mente que conduce al perdón. Ahora te puedes dedicar a tus verdaderos

propósitos, no a la distracción. Tú eres el santo hijo de Dios.

Hágase Tu voluntad y no la mía. La Tuya.A medida que tu mente se transforma, tu mundo se transforma. Sólo existe tu mundo.

No importa lo diestro que te vuelvas, sigue siendo cuestión de olvidar y recordar. Necesitamos recordatorios para

recordar. Escribí este poema y lo memorice para recitármelo cada vez que me olvide, por un momento,de que no importa cuán estridente se vuelva mi voz, existe sólo una Voz.

 

 

LA SABIDURÍA DE ESCUCHAR

LAVOZ DE DIOS

Estoy comprometido a cambiar mi mente

pidiendo ayuda al Espíritu Santo

para perdonar mi voz narrativa separadora

y así

que lo que escuche en mi mente

sea

sólo la Voz de Dios

y de ese modo

que lo que vea en el mundo

sea

el seguro reflejo de la faz de Cristo

porque

al cambiar mi mente, cambio el mundo

pues

soy totalmente responsable de lo que veo.

 

Si yo fuera tú, correría para encontrar el Curso de Milagros de Jesús,

y abriría prontamente la lección 1 para empezar a practicar:

 

Nada de lo que veo tiene significado.

 

 

 

Un Curso de Milagros Internacional

P.O. Box 13, Lake Delton, WI, 53940, USA

email: contact@acimi.com

www.uncursodemilagros.com

mexico.uncursodemilagros.com